El Día de Muertos es una celebración de origen prehispánico  en la que Zacatlán honra a los difuntos. El Altar de Muertos es un elemento fundamental en esta celebración que consiste en instalar altares  domésticos en honor de los muertos  de la familia.

Así mismo se realiza una expocisión de ofrendas en el zócalo de la ciudad, en donde diversas instituciones dejan ver su creatividad al aplicar un estilo y tema propio en los altares.

El 2 de noviembre se acostumbra visitar a los muertos, cientos de personas acuden a los panteones para llevar flores y adornar las tumbas de sus queridos difuntos.