naturaleza
tradiciĆ³n
encanto
magia
belleza
 

 

 






  • Relojeria Monumental
  •  


     

    Relojería Monumental

    Todo comenzó en 1909, aquí en Zacatlán, cuando Don Alberto Olvera en ese año creó su primer reloj a mano, el no tenía la herramienta, maquinaria ni conocimiento suficiente, por lo tanto, consiguó un texto en francés para apoyarse y concluir el reloj.

     

    En 1944 , su hijo el Ing. Roque Leonel Olvera terminó la fabricación de su primer reloj monumental, Don Alberto al ver el éxito que tenía su hijo, valorar sus conocimientos y darse cuenta del potencial del mismo decide hacerle entrega de sus talleres para que ahora fuera él quien administrara la fabricación de los relojes y diera impulso a esta creciente empresa.

     

     

     

     

     

    A partir de 1990, Jesus Clemente Olvera Trejo, hijo del Ing. Roque Leonel Olvera inicia formalmente Relojes Olvera III Generación, empresa que cuenta con todo el respaldo y experiencia de dos generaciones anteriores, contribuyendo de ésta forma afortalecer la industria relojera en México.

    Así inicia la aventura de estos Relojes Monumentales, que además del tiempo marcan las penas y alegrias de muchas personas en nuestro país. 

    Relojes Olvera III Generación, ha permitido posicionar relojes en todo el territorio nacional y de manera constante tener relojes instalados tanto en Estados Unidos, así como Centro, Sudamerica y el Caribe, en paises como Guatemala, Honduras, El Salvador, Cuba,Venezuela y Colombia entre otros. Como su lema lo describe "Segundos de precisión, Siglos de tradición", Relojes Olvera III Generación, como un engranaje perfecto durante más de cien años, ha hecho de la Relojería Monumental una tradición orgullosamente nacida en Zacatlán.

     

    _____________________________________________________________________________________________________________________________
  • Escuelas

  • Emergencias
  • Empresas

  • Bolsa de Trabajo
  •   

            





    Derechos Reservados Relojes Olvera III Generación